miércoles, 26 de septiembre de 2018

Netflix COT ´18



El COT (campo de oración y trabajo) fue una experiencia de voluntariado en la que pudimos ayudar, en diferentes grupos, a ancianos, jóvenes y niños con entorno desfavorecido y personas con distintos trastornos y discapacidades.

En el Cottolengo, grupo en el que tratábamos con ancianos, fue muy intenso y profundo tratar con sus historias, sus problemas y dificultades, sus alegrías y, también sus preocupaciones.

En estos días, nos dimos cuenta de que los ancianos son muy agradecidos, que se conforman con poco, que les hacemos más bien del que, muchas veces, nos hacen ver o nos demuestran y, sobre todo, y lo más importante, que necesitan más cariño y atención de lo que parece.

Pero la experiencia del COT no solo se trataba de esto, además del voluntariado de la mañana, por las tardes realizábamos diferentes dinámicas en las que, a través de distintas actividades, organizábamos nuestras sensaciones y experiencias de la mañana, y, al final del día, concluíamos con la oración de “buenas noches” para recoger y ordenar todo lo vivido.


Finalmente, esta experiencia de entrega nos ha ayudado a ver las cosas de otra manera y valorar nuestro entorno, nuestras capacidades físicas y nuestras posibilidades, entre otras cosas, además de descubrir a Dios que acompaña y sostiene a todo ser humano, especialmente, con los/as más débiles.

Os dejamos un pequeño vídeo para compartir con vosotros/as sabiendo que lo vivido y gozado no puede recogerse en tan poco espacio. 

Gracias a cada uno/a por hacer de este verano algo inolvidable porque nuestra historia se hace de encuentros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario